La Lata viajera Blog

Blogs

Tags

CARTA A SILVANA....Y SU LATA

13/JAN

Nuestra amiga Silvana se llevó la lata a su tierra, a Lima,Perú y le mostró todos los rincones de esa bella ciudad.Esta es la foto de ese encuentro,una foto que animó a su amigo Fernando a enviarle una carta donde le cuenta lo que esa imagen le inspira,le evoca, le sugiere.....Con el permiso de Fernando y Silvana,ésta es la carta:

SE TE VE BIEN

En tu foto se te ve bien, ¡cómo no! A tu edad y lozanía y la madre naturaleza que te hizo así.

Me gusta mucho la foto, el detalle de la lata, el detalle de tu mirada de madre sobre ella, como cuidándola, la madre protectora (luego hablarás en el parque con las madres de otras latas).

Me gusta la foto por los otros pormenores: tu bolso cortándole el viento a la lata, como para protegerla, cerrando el círculo contigo. Tus piernas cruzadas y tu mano como recién venida de una caricia a la lata mimada.

Me gusta el suelo empedrado en baldosas negras con textura de la talla y me gusta la colmatación de historias paralelas escondidas en la foto, pero que están ahí para el que quiera verlas: los dos jardineros que descansan con su desbrozadota en el suelo junto a sus bártulos, me pregunto qué habrá dentro de ellos, imagino un sándwich, quizá de tortilla, si es simple en España la llamamos francesa (ellos no dan para más), si es de patatas es española (aunque la patata viniera de América, no de Estados Unidos de Norteamérica sino de América entera), de qué será su tortilla y cómo la llamarán. Junto a sus petates hay una papelera que me recuerda a R2-D2, el simpático robot bonachón de la “Guerra de las galaxias”, lo veo con la boca abierta, y no sé entonces si está a punto de estornudar o puede que esté mendigando a gritos un trozo de sándwich de los obreros –digamos de tortilla-.

Detrás de estos trabajadores hay otro banco de piedra donde dos mujeres charlan distendidas, a su lado, pero en otro hemisferio, un hombre absorto y afligido, pensativo en sus sinsalidas, quizá deudas, quizá mujeres, quizá buscando el mismo pensamiento que lo haga sentirse vivo. En todo caso nada tiene que ver su estado con el de los excursionistas que pululan a su izquierda, disfrazados de turistas enseñando sus pieles rositas mientras uno de ellos, el ilustrado, lee en la guía frente a qué edificio monumental se encuentran (una iglesia supongo –por los santos de la fachada digo- aunque los gobernantes en sus palacetes también acostumbraron a contratar figurantes sagrados), también les dice de cuándo data, referencias que uno de ellos juzga meritorias de una foto donde salga bien esa fachada y esos campanarios pomposos, por lo que se le ve amenazando con sacar la cámara (el pobre portero, el de la corbatita y camisa blanca, debe haber sido retratado ya por todos los turistas en Lima), eso sí, hay que cuadrar bien la imagen para que el paralelepípedo amarillo de al lado no le estropee la foto del conjunto histórico artístico y de vuelta a casa le molesten con preguntas como “ ¿y ese otro bloque amarillo qué es?”

Amarillos son también los taxis, aunque veo otros que aparentan también ser taxis y son blancos, eso tendrás que explicármelo (me da tanta pereza leer las guías…), o mejor montamos en ellos a ver cuál nos lleva más lejos. Contigo no seré un turista sino tu acompañante, aunque hay turistas que viajan solos, como el que está sentado en las escaleras del edificio, o quizá esta esperando a alguien que lo monte en taxis para enseñarle el país.

También al fondo, pero al otro lado, una pareja arrastra a un pequeño y otro camina hablando por el móvil, y me pregunto si le disgustará tanto como a mi lo del teléfono (aunque me consta que hay personas que les gusta hacerlo y hasta he oído que, al perecer, hay algunas que son capaces de hablar por el celular y permanecer paradas).

 Me gusta esa legión de flores amarillas que rinden culto a la palmera, aplaudiendo la consigna que hay grabada en su tronco: “NO A LA DICTADURA” y junto a la otra palmera una farola alta las imita.

Dime, ¿Cuándo me llevarás a esa plaza que me es tan familiar?

La fecha de la foto es de hoy y en los campanarios leo que apenas son las seis y diez (yo vivo cinco horas en tu futuro).

Me gustó la foto, se te ve bien.

Carta a Silvana. Ouagadougou(Burkina Faso) a primeros de enero de 2012.

Fernando Marín

 

 

 

 

 

21:52 26/JAN
Thena
Whoever wrote this, you know how to make a good atircle.
04:30 27/JAN
Salej
Si las pabralas y las paginas son la vestimenta preferida, este blog se viste de gala.Que fortuna haberlo encontrado!
23:46 10/FEB
Fernando Marín
Muchas gracias por vuestros comentarios. No me lo esperaba! megustanlosarboles@yahoo.es
23:49 10/FEB
Fernando Marín
muchas gracias por vuestros comentarios. No me lo esperaba! megustanlosarboles@yahoo.es
09:22 11/FEB
Fernando Marín
muchas gracias por vuestros comentarios. No me lo esperaba! megustanlosarboles@yahoo.es

Añadir Comentario

Dejar este campo en blanco (anti spam):