Blogs

Tags

EL TÉ DE LAS VÍRGENES

15/FEB

Las plantaciones de té se han convertido en uno de los mayores reclamos turísticos de Sri Lanka. En la de Handunugoda se cultiva el más puro del mundo: aquí han revivido una antigua tradición china de los siglos V y VI en la que el té es cultivado por mujeres vírgenes y evitan a toda costa que la planta entre en contacto con parte alguna del cuerpo humano.

Una historia que parece sacada de un cuento infantil, por la que sólo las manos enguantadas de una doncella virgen podían cortar el té de los emperadores, perdura hoy en unos de los confines más bellos de Asia. Hablamos de la plantación de té Handunugoda en Sri Lanka, donde se ha revivido una antigua tradición china de los siglos V y VI D.C.

Se dice que la refinada corte china contaba entre sus manjares más preciados un té que sólo tocaban los labios del emperador gracias a un estricto proceso de cultivo y recogida. El té debía ser cultivado por mujeres vírgenes, que cortaban las hojas con tijeras de oro y las dejaban caer en un cuenco dorado, ofreciéndolo después como tributo al emperador y evitando en el proceso cualquier contacto con parte alguna de la anatomía humana.

Estudios de laboratorio realizados por la prestigiosa empresa suiza SGS ponen de manifiesto las altas propiedades anti-oxidantes de la planta, carente de insecticidas o pesticidas y con un contenido en cafeína muy bajo. El precio, digno de tal prestigio, está alrededor de los 520 euros el kilo (o a casi un euro por taza si se compran cantidades más pequeñas), muy por encima del precio de un té normal y que lo hacen acreedor del título de té más caro del mundo. Su producción, limitada a 48 kilos al año, convierte a este té en un lujo sólo al alcance de los emperadores del mundo moderno.  Fuente: www.ocholeguas.com

 

Añadir Comentario

Dejar este campo en blanco (anti spam):