Blogs

Tags

EL TÉ POR EL MUNDO

15/DEC

RUSIA La bebida tradicional que más se toma en Rusia no es el vodka sino el té, que se toma a cualquier hora del día, en casa, en el trabajo, con los invitados y después de una comida o cena. Suele ser té negro con azúcar y a menudo con limón, pero sin leche, siempre caliente. Ultimamente también está de moda el té verde, té de frutas, etc. Hay toda una tradición de tomar el té (este ritual se llama Chaepítie y el mismo té se llama Chai en ruso).

El té no se toma sólo, sino suele acompañarse con todo tipo de dulces, pastas, tartas, pasteles, bombones, mermeladas. Si uno está invitado a "Chaepítie", es costumbre traer algo para acompañar el banquete. En general, los rusos son muy golosos (muchísimo más que por ejemplo, los españoles) y comen muchos dulces, pastelería, tartas, chocolate. CHINA Los chinos toman té desde hace más de 4 mil años. El té es una de las infusiones indispensables en la vida cotidiana de los chinos. Cuando vienen los visitantes, los chinos suelen ofrecerles el té. Mientras toman té mientras charlan. La atmósfera se muestra ligera y agradable. Según el libro "El Te Chino", se pueden diferenciar cuatro grandes etapas en el consumo de té.En la primera era utilizado como medicamento y como ofrenda.En la segunda, era tomado como alimento.En la tercera, que apareció durante el periodo de Los Tres Reinos (220-280) se comenzó a preparar desmenuzado en agua hirviendo.En la cuarta etapa, que arranca en la dinastía Tang (618-907) se preparaba ya en infusión. En cambio en "El Libro del amante del Te" se distinguen tres etapas, comenzando la primera durante la dinastía Tang, en que se consume en forma de bolita, pastel o pastilla. La segunda, en la dinastía Song (960-1279) se consume en forma de polvo verde que se convierte en espuma al batirlo -lo que daría origen en Japón a su famosa ceremonia-.

En la dinastía Ming (1368-1644) se tomaba el té en infusión, correspondiendo a la tercera etapa. Cada zona tiene su peculiaridad, pero en general, cuando se toma te en China como bebida habitual, no para saborearlo, emplean recipientes de cristal, ya que de esa manera se puede ver el contenido.También emplean tazas de porcelana o incluso de metal, con tapadera. Las costumbres de tomar el té varian mucho de un lugar a otro de China. Aunque la costumbre de regalar te está extendida en todo el país. LA INDIA La India es el mayor productor mundial del té, por eso mismo no sorprendente que también sea el país donde esa bebida es la más tradicional de todas. Allí, consumir té es tan común como beber un vaso de agua y es el agasajo ideal para servir a los invitados. La India es el mayor productor de té que existe sobre la faz de la tierra. Pero allí también esa bebida es la más tradicional de todas. Ya sea para desayunar, para beber por las tardes o en cualquier otro momento del día, el té se impone como la bebida por excelencia del pueblo indio. Ya sea bebido con leche o con azúcar, el té más consumido por la población de la India es el té negro. Incluso las personas la ofrecen a los invitados en lugar de servir bebidas alcohólicas, confirmando así la intensa afición que tienen por esta bebida en ese país. Las tres regiones que se destacan por ser las mayores productoras de té en la India son Darjeeling, Assam y Nilgiris. El primero de ellos, por su delicadeza, es considerado el champán de los tés, el de Assam se caracteriza por su sabor fuerte y su coloración oscura mientras que el de Nilgiris se destaca por su sabor aromático. Actualmente, Assam es la región que más té produce dentro de la India, abasteciendo a tradicionales marcas como Tetley o Lipton Ice Tea. AFRICA El té fue introducido en los Jardines Botánicos de Entebbe, Uganda, en 1900. Fue una etapa experimental de desarrollo y demostró tener éxito.

Un tal Mr. G. G. Talbot estableció allí una industria. En Kenia, los primeros colonos blancos que plantaron té fueron unos hermanos de nombre Orchardson. A mediados de la década de 1920, Brooke, Bond & Company compraron la finca y comenzaron una plantación extensiva. A partir de ese momento, compañía tras compañía fueron comprando tierras en África oriental y occidental, particularmente en el oriente, y crearon enormes latifundios. La mayoría de ellos ahora se han consolidado y han sido adquiridos por grandes compañías de té. Las semillas de té base vinieron del distrito de Assam, en la India nororiental. África oriental produce principalmente tés negros, y África occidental tés verdes. Kenia y Tanzania son los mayores productores. El té africano no tuvo un impacto significativo en el mercado europeo aparte de Inglaterra, donde se utilizaba solamente para hacer mezclas. El té de África occidental, la producción verde, sí entró con fuerza en el mercado de los países mediterráneos porque era más barato y fácil de conseguir que los tés verdes de China y, en aquella época, la India no producía tés verdes como lo hace hoy día JAPÓN Los japoneses, como buen pueblo bebedor de té, tienen forjadas sus propias tradiciones, relacionadas con dicha bebida. Son uno de los pueblos expertos en esa materia y, por eso mismo, no llama la atención, que tengan una gran cantidad de maneras, aplicadas a su gran afición por el té. El té en Japón, adquiere dimensiones notables. De hecho, es uno de los países más destacados, en materia de consumo de esta bebida. Por ende, es lo más lógico, que tengan una gran cantidad de tradiciones, arraigadas al consumo del té. Al fin y al cabo, es una bebida de cabecera y que se consume constantemente, en dicho país. El té preferido por los japoneses es el té verde. Esa variedad acapara la gran mayoría de los gustos de los nipones. Al té se lo sirve en cualquier ocasión. Ya sea para recibir visitas, en el desayuno y también durante las comidas. Es como beber un vaso de agua. Los nipones siempre tienen lista una buena tetera para recibir a las visitas. También saben combinarlo muy bien con sus comidas. Incluso el sushi, el tempura o el sashimi, comidas japonesas tradicionales, se acompañan de una taza de té. Por eso mismo, estamos en condiciones de decir que Japón es sinónimo de té. INGLATERRA Indiscutidamente, uno cuando piensa en té le es imposible no pensar en el Reino Unido. A pesar de que allí mismo el té no se produce, los ingleses han adquirido la costumbre de beber té,como en ninguna otra parte del mundo. Es por eso que han surgido una gran cantidad de hábitos relacionados con esa bebida, en la cultura británica. Actualmente, el Reino Unido es el segundo país en el mundo en consumo de té per cápita. Y lo que más llama la atención es que nunca se produjo té en esa región. Pero es imposible separar las costumbres del té con la Gran Bretaña. Es que desde hace largo tiempo, más precisamente cuando empezaron a importarlo desde la India, el té se convirtió en la bebida más popular por aquellos lares. La introducción del té en las islas británicas data de una gran antigüedad. Es más, habría que remontarse a los reinados de Catalina de Braganza, la reina consorte de Carlos II. Esto es en los años 1660, aproximadamente. De todos modos, no fue hasta el siglo XIX cuando el té logró tener en Inglaterra la afición que despierta por estos tiempos. Los ingleses, a la hora de beber el té, lo beben solo, con azúcar o con leche. Se inclinan generalmente por los "blends" y nunca lo sirven con crema. Todo el mundo bebe su té en el Reino Unido. Hasta tal punto, que algunas compañías permiten a sus empleados hacer una pausa para beber el té.

Añadir Comentario

Dejar este campo en blanco (anti spam):