Blogs

Tags

LOS CUENTOS DEL TÉ AZUL

17/APR

Alrededor del té azul u Oolong se eencuentran varias historias que hacen que la imaginación se nos desborde y nos traslade a otros tiempos mientras disfrutamos con los ojos cerrados de su sabor escuchando leyendas como ésta:

Existía hace muchisimos años un templo dedicado a Guan Yin. El tiempo lo había ido estropeando y nadie se ocupaba de él. Un agricultor pasaba todos los días por allí para acudir a sus plantaciones de té. Viendo el descuido y la ruina en la que se estaba convirtiendo decidió ocuparse de cuidarlo en la medida de sus posibilidades.

Como era un granjero muy pobre lo único que pudo hacer fué purificarlo con incienso y barrer con su escoba.Al poco tiempo una noche soñó que Guan Yin agradecida le hablaba y le indicaba que en una cueva próxima a su casa se encontraba un tesoro escondido. El recolector se acercó hasta la cueva y descubrió un pequeño brote de té. Lo plantó y consiguió hacerlo crecer en muy poco tiempo, dando como resultado un maravilloso té.

El granjero repartió esquejes por toda la región llegando a ser una de las más prósperas de China. Se rehabilitó el templo y muchos peregrinos llegaron de todas los lugares .Así surgió de forma tan especial  el Oolong.

Estas historias tambien las podemos narrar a nuestros pequeños como alternativa a los cuentos tradicionales y quien sabe si aficionarlos al saludable mundo del Té. Otra dice así:

Un recolector de té que llevaba su cesto de bambú lleno de hojas, se cruzó camino de su casa con una liebre. Comenzó a perseguirla porque tenía hambre y quería cazarla. Subió y bajó tantas montañas con su cesto a la espalda, que las hojas se golpearon entre sí quedando los bordes secos y el centro verde.

Cuentan también que un agricultor quiso recoger las hojas que había puesto a secar cuando vió una sepiente negra entre el té. El hombre no se atrevió a acercarse hasta que esta no hubo desaparecido. Durante este tiempo el sol y la humedad fueron haciendo su labor alternativamente dando lugar así a este singular té. Debido a esta leyenda el Oolong es llamado también Serpiente Negra o Dragón Negro.

El mejor Té de Oolong viene de Anxi, en la provincia de Fujian, cuenta la leyenda que el primer cultivador de té fue el nombrado, “Wu Liang“, quien un día regreso a su hogar después de haber recogido varias libras de té de la montaña y un algunos ciervos capturados. Por la noche, él estaba ocupado con la matanza de los ciervos, y no tuvo tiempo suficiente para secar el té verde.

Al día siguiente, encontró el té en la cesta y este había fermentado en el camino de regreso y después de haber sido almacenado en la cesta toda la noche. Para su sorpresa, encontró que el sabor de ese té era muy suave y sin sabor amargo, ni astringente.

Poco después Wu Liang enseñó a sus compañeros de la aldea cómo hacer el té y casi todo el mundo en su aldea, gusto del té fermentado, al que bautizaron con el nombre de su descubridor “té Wu Liang”.

En el dialecto del sur de Fujian, este nombre debido a su fonética se componía de dos palabras, que con el paso del tiempo recibieron el nombre de “Té de Oolong” por las generaciones posteriores.

 

Añadir Comentario

Dejar este campo en blanco (anti spam):