La Lata viajera Blog

Blogs

Tags

PORTUGAL

24/MAY

La Lata Viajera de fue a tierras lusas, a Portugal.A disfrutar de sus paisajes, sus aromas, sus músicas, sus gentes.......vamos lo que le gusta a nuestra Lata.

Otra vez vuelvo a verte -LISBOA y Tajo y todo-
transeúnte inútil de ti y de mí,
extranjero aquí como en todas partes,
tan casual en la vida como en el alma,
fantasma errante por salones de recuerdos
con ruidos de ratas y de maderas que crujen
en el castillo maldito de tener que vivir…
La estatua de Cristo Rey de Lisboa mide 28 metros y está inspirada en el Cristo Redentor que vela sobre Río de Janeiro. Está situada en el estuario del Tajo frente a Lisboa, junto al puente 25 de abril. Este monumento es el símbolo nacional a la Paz y es un agradecimiento a Dios por haber mantenido a Portugal fuera de la Segunda Guerra Mundial.
Y por supuesto la Lata se fue a la playita. Faro es el lugar perfecto para explorar las exclusivas playas, costas y pequeños islotes del parque natural de Ría Formosa. 
  

En la segunda mitad del siglo XVIII, D. Maria I, hija de D. José I, hizo voto de que construiría una iglesia si tenía un hijo que heredase el trono portugués. Su deseo fue satisfecho y la construcción de la Basílica da Estrela, en Lisboa, se inició en 1779. Aún así, el hijo José murió de varicela dos años antes del fin de su construcción, en 1790.

El amplio interior, de mármol gris, rosa y amarillo, iluminado por aperturas en la cúpula, infunde respetuoso temor.  

Uno de los lugares que no hay que dejar de visitar si se tiene la posibilidad de viajar a Lisboa, es la cercana localidad de Sintra y sus numerosos castillos y palacios, sobre todo el Palacio da Pena.

Este espectacular palacio se eleva sobre las más altas cimas de la Sierra de Sintra. Un castillo construido en el siglo XIX para el rey Fernando de Sajonia, marido de la reina Maria II. El palacio se levantó sobre las ruinas de un monaterio Jerónimo del siglo XV, que a su vez había ocupado el lugar de una capilla dedicada a Nuestra señora Da Pena.

 A Fernando le encantaba traer al Palacio Da Pena  y a sus jardines elementos venidos de todo el mundo: Por eso podemos ver helechos de Nueva Zelanda y tulias gigantes en el jardín así como vidrieras alemanas, jarrones de porcelana china, candelabros orientales, tapices árabes y un sinfín de colores y detalles por toda la construcción.

Y nuestra Lata se fue de Portugal,triste y con ilusión de volver,se fue cantando un fado: ..O fado nasceu um dia
Quando o vento mal bulia
E o céu o mar prolongava
Na amurada de um veleiro
No peito de um marinheiro
Que estando triste cantava.....

 

 

Añadir Comentario

Dejar este campo en blanco (anti spam):