Blogs

Tags

RUTA MADRILEÑA DEL TÉ

17/DEC

Rojo, verde, blanco, negro... y así hasta tres mil. Los hay terapéuticos, digestivos, diuréticos, adelgazantes, estimulantes y hasta rejuvenecedores. Incluso felinos. A pesar de sus cinco mil años de antigüedad, el té no pasa de moda. Ruta madrileña para disfrutar de las infinitas variedades de la infusión de las cinco (de la madrugada).

Té de guardia

El horario es puramente castizo: de 7 de la tarde a 3 de la mañana. La materia prima, no tanto. Considerada una de las bebidas nacionales de Egipto, en el norte de este país el té se bebe mucho más suave que en el sur. Y en Madrid, La Cava del Faraón (Segovia, 8 - www.lacavadelfaraon.es) ofrece, entre sus múltiples variedades, tés egipcios acompañados de los famosos dulces árabes, entre los que destaca el kunafah como postre estrella. La felicidad, la paz y el romanticismo vienen dados de la mano del aroma afrutado que desprenden las shishas y el baile sensual de la danzarina de los siete velos. El Nilo queda ahora a un paso.

'Tea Time' en Chamberí

El salón de té Living in London (Santa Engracia, 4) está decorado al más puro estilo british. Sus paredes empapeladas, su exquisita decoración y su vajilla de porcelana los convierten en un lugar único en Chamberí. Sus múltiples tipos de tés pueden acompañarse de un dulce británico como el scone, pastas o sándwiches, todo casero, junto con la mermelada inglesa y la clotted cream. Además, incluye tienda en el interior con todo tipo de productos ingleses. Su hermano gemelo, abierto hace escasamente un mes en Príncipe de Vergara 34, añade además una gift shop ideal para las inminentes compras navideñas.

Como en París

El salón y tienda de té Vailima (General Pardiñas, 54- www.vailima.es) es un local pequeñito pero muy acogedor. Su decoración remite a los salones de té más refinados de Francia, donde resulta imprescindible acompañar cualquiera de sus 150 tipos de tés con los macarons de frambuesa, pistacho o praliné traídos de París, o bien con las tartas, dulces y pastas caseras elaboradas diariamente. Para descubrir la mágica combinación entre el aroma del té francés más exquisito, Theodor, y los secretos de su decoración floral, solo hay que caminar hasta el cercano el número 3 de la calle Padilla.

Té a domicilio

Bomec, El Paladar del Té (San Joaquín, 8 - www.bomec.es) sorprende a sus clientes por abrumador: más de 200 variedades de té procedentes de todo el mundo. En su espacio gourmet uno puede deleitarse con las mermeladas, bombones y pastas al té verde, caramelos o té helado. Solo abre por la tarde (y descansa los domingos) pero cuenta con un servicio de 24 horas para realizar pedidos.

Un té 'felino'

A la hora del desayuno y la merienda El Gato Persa (Doña Bárbara de Braganza, 10- http://www.lagalette2.com/) es un salón de té. El resto del día muta en restaurante vegetariano, llamado La Casa Escondida. Las luces de las velas y la música de fondo dan al local un ambiente mágico. Y en la carta, multitud de infusiones especiales combinadas con una propuesta culinaria de lo más original.

Fuente: http://elviajero.elpais.com/

 

 

Añadir Comentario

Dejar este campo en blanco (anti spam):