Blogs

Tags

TÉ ALREDEDOR DEL MUNDO

13/JUN

Hoy os proponemos un viaje alrededor del mundo degustando y apreciando diferentes culturas del té. Después de un largo día de viaje, descansar junto a una buena taza de té siempre es agradable.

Cotswolds, Inglaterra

Seguramente nadie se toma tan enserio el té como los ingleses. Inglaterra es famosa por sus pueblitos de piedra anclados en el pasado, por sus ciudades histórcias, castillos, parques y palacios, por sus colinas de verde intenso, y desde luego, por su té.

No existe mejor lugar para degustar un rico té inglés que en los pueblos de Cotswolds, denominado el “corazón de Inglaterra”.

También podremos elegir para degustar especialmente el té inglés entre sauces que descansan sobre la corriente de un río en el pueblito donde nació Shakespeare, en Stratford-upon-Avon. Los que disfruten escribiendo posiblemente encuentren allí inspiración.

Chengdu, China

El té verde chino es tan famoso en el este como lo es el té inglés en el oeste. Para disfrutar de la cultura del té en China no hay mejor opción que visitar Chengdu.

Chengdu posee innumerables lugares tradicionales para disfrutar de la conversación, el buen comer, y una curiosidad, la limpieza de oídos (un servicio realizado por profesionales con una especie de pinzas largas y esponjas, seguidas de un masaje de hombros muy estimulante).

Existen inifinidad de lugares en toda China donde disfrutar de un buen té.

Ganzi, Tibet

Después de atravesar los altísimos puertos de montaña para llegar a la meseta tibetana, el té verde chino cede su presencia a su primo occidental, el té de mantequilla tibetano. Este té es un pilar en la dieta local, posee una gran cantidad de mantequilla en algunos casos rancia y sal. Muchos viajeros encontrarán el sabor algo desagradable lo que hace indudablemente necesario adquirir el gusto con el tiempo para poder disfrutarlo.

Los tibetanos no sólo utilizan la mantequilla para realizar su famoso té, sino que también es utilizada como aceite para proteger sus labios del sol a estas altitudes. Por lo que podremos pensar que a cuantas más altitud viajemos en el Tibet más mantequilla tendrá el té que tomaremos.

Uno de los lugares más genuinos para degustar este té es la ciudad de Ganzi, la cual posiblemente sea culturalmente la más tibetana de todo el Tibet.

Desde los levantamientos del pueblo tibetano de 2008, en los cuales Ganzi era uno de los epicentros de protesta más violenta, la región al oeste de Sichuan ha quedado fuera de las rutas de los visitantes extranjeros. Así que si alguno de vosotros decide aventurarse hasta este remoto pueblo de montaña y se aloja en alguna de las casas de té que existen en el lugar, muy probablemente vaya a ser uno de los pocos viajeros que los ciudadanos de este pueblo vean en semanas.

Marrakech, Marruecos

Beber a pequeños sorbos el té de menta en los zocos de Marrakech implica más de lo que uno podría esperar. El té normalmente es servido en basitos de cristal con grandes grandes teteras de cobre.

El té de menta es adictivo y suelen servirlo a lo largo de todo el día. El alcohol es tabú dentro de los círculos tradicionales musulmanes, por lo que el té de menta es la bebida social sin discusiones.

Cuzco, Perú

El té en esta región del mundo se considera una pócima antigua que fue creada, entre otras cosas, para aliviar los efectos del mal de altura. Por ello la hoja utilizada no podía ser otra que la Coca.

Es muy común que en todos los alojamientos nos reciban con una taza de té de coca. Sin duda los viajeros lo agradecerán, aunque no sean amantes del té, pues la altas altitudes que debemos soportar hacen en ocasiones necesario un buen sorbo de esta infusión de coca.

Los peruanos cuentan que este té es recomendable para aliviar las resacas después de una noche de fiesta.

Fuente: diariodelviajero.com

 

 

Añadir Comentario

Dejar este campo en blanco (anti spam):